A través de una consulta vinculante de finales de 2023, la Dirección General de Tributos analiza cómo se imputarán temporalmente en IRPF unas arras penitenciales percibidas en un ejercicio distinto de aquel en el que se formalizará la compraventa.